EL LOBO DE WALL STREET

EL LOBO DE WALL STREET

crítica EL LOBO DE WALL STREET

Hola, he visto esta película y ahora voy a hacerle una buena crítica para que sepáis de qué va.

Brad Peat es teleoperadora en Well Streat, que de well no tiene nada porque es más bien bad. Se venden acciones y letras del tesoro por un valor ficticio, y luego robarán, robarán a mansalva. Es muy difícil de explicar para que lo entiendas, pero básicamente eso provoca un crack del 29, pero ahora, un crack moderno, un crunch, un catapúm. Brad Peat aprovecha el crack y lo prueba, pero se engancha al crack y a las demás drogas, porros, maribuana, crac, y lanzar enanos, que también coloca.

En todo esto tiene un buen mentor, mathew madonnahugh, que está un poco perturbado de sobredosis. Canta una canción muy bella cuya letra es darse golpes en el pecho como si fueras indio. Él también trabaja de teleoperadora, llamando por teléfono y vendiendo jazztel. Dice que se automasturba siempre antes de cada llamada, la verdad me da asco y la próxima vez que llamen de jazztel, que probablemente será mañana, les diré que se laven las manos antes de descolgar el teléfono.

Empieza a trabajar de brouquer en un sitio nuevo, y los deja impresionados por su soltura al teléfono, lo bien que marca las teclas, lo bien que se pone el auricular en su oreja, y consigue que le den millones por esas llamadas.

Pero claro la cia empieza a atar cabos, ¿cómo es posible que tenga tanto dinero si todo se lo gasta en enanos y whiski? Algo raro hay, así que le investigan. Él, para aparentar que es un hombre normal y corriente, cita al inspector de hacienda en su yate de lujo y se suena los mocos con un billete de un millón, lo que desata todas las alarmas.

Luego empieza a reunir a un equipo de buenos vendedores, que coincide que son todos sus amigos, y le dice: véndeme este boli. Si son capaces de vender un boli, serán capaces de vender miles de millones de acciones. Si los que trabajan en una papelería supieran esto, iban a correrse ríos de tinta. Todos pasan el examen, así que empiezan a acumular dineros, y básicamente la peli va de eso. Llega un momento que se cansa de esa vida marrana y deja las drogas, las deja para siempre (el personaje de la peli, no el actor), y ale, tan pancho. Parece mentira que después de consumir tanta droga no le pase nada y esté tan fresco, pero tiene su explicación: había consumido tanta tanta droga, que al final da la vuelta y vuelve a estar 100% sano.

Conclusión: ser teleoperadora no es tan malo como lo pintan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *