GRUPO 7

GRUPO 7

 

GRUPO SEVEN

Película sobre un grupo de policías que se hacen llamar El Grupo Seven, porque persiguen los pecados, especialmente el de la droga, y te machacan con un martillo, como Thor. Son unos héroes. Uno de ellos es Mario Casas, que también es un adicto, a quitarse la camiseta, pero como hace frío no puede quitársela, y le dan espasmos diabéticos, y tiene que echarse un sobre de sal a la boca y tragársela, lo que da un poco de angustia porque está demasiado salada, pero no le queda más remedio. Luego se pincha una jeringa en el ombligo, pero solo como excusa para levantarse un poco la camiseta también. Bueno, entonces van a ver quién vende droga y cocaína, y lo detienen, y poco a poco van acabando con los delincuentes, y les condecoran, y van ascendiendo y siendo los mejores. Pero algo se tuerce. Llegan a un nuevo barrio, que es mucho más conflictivo, y Mario Casas se pone a gritar: “Somos del grupo siete, jolín!”, y los vecinos se piensan que está loco y le tiran lechugas, ladrillos, y lo que tengan a mano. Ahí comenzará la hecatombe del grupo seven.

Spoiler

Antonio de la Torre es un poco amargado, pero un día se encuentra a una en la escalera y se casan. Ella es muy maja, pero se droga, y esconde las bolsas de porros dentro del televisor, hay que tener mala idea. Él compra una tele de plasma más fina que una rebanada de mortadela de mickey mouse, y ella al no poder esconder ahí ni una triste jeringuilla, se va de casa.

[collapse]

LO MEJOR

Hacen una redada en un burdel de prostitutas, y encuentran kilos y kilos de droga, y Mario Casas se guarda uno en la entrepierna. Así, puede usarla para convencer a los drogadictos de que le den información privilegiada, a cambio de tocarle la entrepierna donde tiene el paquete de droga. Una estrategia un poco arriesgada.

LO PEOR

Les tienden una trampa y los acorralan, que mal lo pasé. Pensé que los mataban ahí mismo. Los hacen desnudarse, menos a Mario Casas que ya venía de casa sin camiseta para ahorrar tiempo. Consiguen escapar, pero luego vuelven y hay violencia desmesurada.

NOTAS CHAPLAN

  • Cuando al principio hay una persecución por los tejados porque se le ha escapado un camello: 7
  • Cuando se le vuelve a escapar otro delincuente y se tira por las cuerdas de la ropa, hay que tapiar esa ventana para que no se le escapen más: 8
  • Cuando Mario Casas está que echa chispas, y su perro también: 9

NOTA CHAPLAN FINAL: 8

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *