LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES

LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES

LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES

Esto tiene su miga. Primero fue el libro que se escribió, luego hicieron una película pero era demasiado sueca, no quedó bien y el artista que escribió el libro murió después de verla, así que la hicieron a la americana y quedó mejor, y aquí estamos, haciendo esta crítica. El personaje principal es Lisbeth Salander, una chica de estilo gótico que come murciélagos en sus ratos libres, no por hambre, porque ella no tiene hambre, sino porque es antisocial, o eso te crees tú, porque detrás de sus percings y sus tatuajes de calaveras, tiene un corazón más grande que una olla de freír macarrones. Conoce a Michael blomvich, un afamado reportero, y se enamoran. Como ella es una hacker, le ha abierto el portatil y ha descubierto su clave para entrar a la carpeta de Mis Documentos (no míos, suyos, pero la carpeta se llama así) y le ha visto todos sus datos personales, así que ya hay confianza desde un principio. Le hackea el corazón, qué romántico. Luego se come un murciélago.

Spoiler

Un abuelo llama al periodista para que le investigue un caso. Resulta que su nieta desapareció hace ochenta años, pero aún hoy le manda floripondios disecados. Él quiere ver si la puede encontrar con vida para poder pegarle un bofetón.

[collapse]

LO MEJOR

Al final se viste de rubia, se pone una peluca rubia y unos tacones rubios, y se va a suiza a sacar todo el dinero de las cuentas del otro empresario que lo denunció, Weberstrom, que era mentira y lo condenan, pero luego era verdad y lo matan, y tenía el dinero pero ella las claves, y engaña y se va y viene. Un poco lioso.

LO PEOR

Cuando su psiquiatra pedagogo abusa de ella, le obliga a tocarle la cremallera de la bragueta, y luego más adentro. Ella se venga, le ata a la cama y le hace un tatuaje que dice “soy un marrano”, y le graba en vídeo y le dice que lo subirá a youtube si no hace lo que ella quiere.

NOTA CHAPLAN

  • Cuando están en esa casa que hace tanto frío y para desfogarse hacen el amor. El gato los ve desde la ventana y tiene celos y se suicida, lo encuentran a la mañana siguiente, que desagradable: 10
  • Cuando el vecino le ata en el sótano del garaje para hacerle una película testis, pero llega la otra a tiempo y le da con un bate de jugar al golf en toda la mejilla: 5
  • Cuando en esa familia están todos chalados, la mitad son nazis, la otra mitad violadores, la otra mitad hitlerianos, la otra mitad asesinos, y la otra mitad suecos: 9

NOTA CHAPLAN FINAL: 8

One comment

  1. Na, si es que estos dramas rurales suecos (tendría que haberme fijado mejor en el póster) dejan frío a cualquiera. A mí me pareció más largo y anodino que hacerse el circuito del IKEA sin comprar nada, así que me aburrí bastante. Eso sí, pagar, ahí sí que pagué la entrada, para acabar viendo casi lo mismo que ya había visto hace años, pero con más dólares suecos gastados.
    Por cierto, si las suecas son así de cardos, por favor, no nos manden más a las playas.

    Un frigosaludo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *